miércoles, 22 de diciembre de 2010

Muerte en Venecia: Un Adagio sobre la vejez, la juventud, la fealdad, la muerte, el amor y la vida.



No me extraña que esta película no fuese entendida por muchos: hay que tener gustos estéticos e intelectuales, no diría que "refinados" o "desarrollados", pero sí, al menos, el temple necesario para la contemplación estética de lo bello. Comprender al Mahler-Aschenbach-Visconti-Mann y la búsqueda de lo bello por ellos desarrollada en su obra y en su vida, da para mal interpretar la atracción que el artista siente por "la juventud" o la "belleza", que representa Tadzio; en fin, una obra maestra de Visconti donde trata, junto a otros, los temas perennes: la vejez, la juventud, la belleza, la fealdad, la muerte o la vida. Un Mahler solitario, que amó... una burguesía aristocrática rodeada de lujo, de belleza ampulosa y recargada, a quienes  rodea la peste. Una Venecia impresionante de principios del siglo XX... en fin, no me extraña que se dijeran tonterías sobre la película en su día. Sibaritismo cinematográfico.

1 comentario:

Ataúlfa Braun dijo...

Que debe degustarse con la calma y el espíritu precisos...