martes, 20 de enero de 2015

Libro I de los metafísicos de Aristóteles: sobre el sentido y alcance de “lo uno” (hen) como lo divino griego.

Libro I de los metafísicos de Aristóteles: sobre el sentido y alcance de “lo uno” (hen) como lo divino griego.

I
COMENTARIO PRIMERO

La filosofía no nació como un "paso del mito al logos" en la comprensión de lo divino. La filosofía nació de otra manera. La filosofía nació como una reflexión de lo divino, pero entendiendo lo divino como algo inmanente y ordenador del universo, no antropomorfo, pero sí eterno: eso divino griego filosófico era “lo uno”: convirtió la filosofía griega en el inicio de Occidente, y representó el inicio de las civilizaciones de “lo uno”. Lo uno es una abstracción de la unidad, y que se hizo necesario para contabilizar los hechos que aparecían ante los ojos y sentidos. "Lo uno" es una raya sobre la pared o una pintada sobre una cueva. En el momento que la civilización y cultura griega tuvo noción que “lo uno” era lo divino y “medida de todo lo que es” comenzó Occidente, aunque en Mesopotamia y Egipto ya habían dado los primeros y balbucientes pasos. Fue el aldabonazo de la Filosofía y el pensamiento racional: Y Aristóteles su profeta. ¿Qué es lo uno en Aristóteles? En el libro ilota de los metafísicos aparece el núcleo central de la filosofía aristotélica. Su estudio implicará el regreso a los pasados no escritos ni pensados. A la vuelta del Aristóteles griego, aquel no teñido de platonismo. Lo uno (como divino) se dice en cuatro sentidos: uno es lo continuo por naturaleza, lo que es un todo, y lo que es un individuo indivisible y, a su vez, la definición indivisible de ese individuo (el universal). Lo uno es el árbol que se presenta a los ojos, que aunque podado sigue siendo el mismo árbol, pues aunque se corte, sigue siendo uno y el mismo; uno es ese mismo árbol en invierno y en verano, con hojas o sin ellas. Árbol es también la intelección de la definición de árbol. Una es cada rama que se poda, y si se corta cada una de ellas vuelve a ser una. Mediante unos se presenta toda la realidad. “Lo uno”, de imposible división, es la raíz última de lo real y, por tanto, "lo divino". Los griegos usaron el término que luego fue recogido por la tradición cristiana para definir lo divino (theón o theía), y que expresa lo divino legislante del Kósmos, donde cada “uno” aparece colocado y ordenado en su sitio. Así, dice Aristóteles: “ser uno” es: ser indivisible (un árbol, una roca, un pez, una nube), una realidad determinada, separable mentalmente; pero sobre todo: “SER MEDIDA PRIMERA DE CADA GÉNERO Y ESPECIALMENTE CANTIDAD”. Un día ,después del cuarto creciente de la luna, se traza en una vara de madera con un trazo recto; el segundo día se traza con otra línea recta ¡Con “lo uno” se contabilizan los ciclos lunares!. “Lo uno” es la base del “número”, sin lo uno no habría número ni medida. La cantidad se conoce mediante el divino “uno”. En arábigo 1. El género es lo uno. El género es “día, noche, pez, rio, árbol, número, cocodrilo, niño, arbusto”. Aparecen como individuos, cuando aparece un individuo semejante-igual, otro uno. Muchos unos es la totalidad de lo real, en género, que vuelve a ser uno: “El uno es el todo y todo es uno”. La Filosofía nace porque ese “uno” puede ser conocido. Lo divino, pues, es cognoscible. “Aquello mediante-dice Aristóteles- , mediante lo cual se conoce primeramente cada cosa, y la medida de cada cosa es unidad de longitud, de anchura, de profundidad, de peso de velocidad”. “Medida y principio es, en todas estas cosas, algo uno e indivisible, ya que en todos los casos la medida es de algo uno e indivisible”. Y “el uno”, el 1, es la mónada "absolutamente indivisible". Los Egipcios midieron “el uno” con una barra de metal de un faraón: la distancia entre el codo y la mano, sumándole cuatro dedos. “El hombre como medida de todas las cosas”. Sin embargo ¿Qué es lo uno? ¿Lo divino? Uno es un centímetro, uno es un Kilo, uno es un quintal, uno es un codo, un pie, un grado centígrado, un grado Fahrenheit. Así, pues, “lo uno es la medida de todas las cosas en cuanto que conocemos los elementos de que se compone la entidad dividiéndola según la cantidad o la forma”; “la medida es siempre homogénea” y “el número es un agregado de mónadas”. Así "ser uno" es “en ser cierta medida, y principalmente de la cantidad, y de la cualidad”. “y por eso lo uno es indivisible, "o absolutamente", en tanto que uno. Lo Uno es Theón. Y todo está lleno de lo divino.
Me gusta ·

No hay comentarios: