lunes, 15 de noviembre de 2010

Educación pública, una labor fundamental para la democracia


Creo que no son necesarios comentarios sobre este excepcional vídeo realizado en un colegio público y la tremenda labor que maestros y profesionales de la educación realizan día a día en la enseñanza pública española. Funcionarios de carrera que han de pasar duras pruebas para acceder al puesto, de tal forma que, posteriormente, les permiten realizar su trabajo en régimen de libertad ideológica. Juventud, esfuerzo, optimismo y alegría son algunos de los elementos que, cada día, pueblan los espacios de la educación pública. Pleno sometimiento a las leyes y organización democrática de la actividad educativa, con consejos escolares, claustros, así como de especialistas que atienden a la diversidad, a las necesidades educativas especiales... pero aún así, debemos comentar este ejemplo de alegría y optimismo que nos han ofrecido en este colegio público.

6 comentarios:

Sigi dijo...

La EDUCACIÓN PÚBLICA, el valor más seguro de un país. Los políticos y, todos en general, no deberíamos escatimar esfuerzos en mejorarla y potenciarla. Es nuestro futuro.

Jake dijo...

Gracias Sigi por tu intervención, tienes razón. He respondido esto:


Es cierto, Sigi. Pero muchas veces se olvidan cuales son los problemas a los que se enfrenta la educación, donde los políticos -y parte de la sociedad-, con sus luchas ideológicas, que el valor central de la educación, "el valor de educar", se encuentra en la relación adulto-niño se realice en el mayor espacio de libertad posible. Si en algo me ha gustado este vídeo es el optimismo y la alegría que trasluce. Pocas veces se ha pedido consejo a educadores y profesionales de la educación para elaborar una ley de educación, salvo a Palacios y Marchesi, catedráticos de psicología de la educación, y padres de la LOGSE, la mejor ley de educación que ha habido en España, pero que precisaba de unos recursos económicos, profesionales y técnicos difíciles de proveer. Con tal ley se gestaba un sistema educativo de carácter público similar a la de los países más desarrollados de Europa. Los conceptos de "autoridad", "tarima", "palo y tente tieso", "ponerse en pie, que entra el maestro" quedan todos en entredicho si no se tiene en cuenta que el valor más importante en la educación es el optimismo antropológico. La ingenua candidez de que el mundo que entre todos hemos de construir ha de ser feliz, cívico, alegre. Sabiendo que el mundo no es así, políticos y parte de la sociedad más vulgar, efectúan una tensión por el Poder, que se encuentra en la escuela. De quien sea la escuela será el Poder, plantean. Y ese es el auténtico problema de la educación en España: que se olvida que la educación es, sobre todo y ante todo, optimismo. Sin optimismo, la educación es una rancio planteamiento de implantar la maldad, el egoísmo y la competitividad en el género humano. He visto críticas, pocas, en los comentarios dejados en you tube dentro del ambiente de optimismo y alegría que derrocha el vídeo. Ya no es una competencia entre educación pública y educación concertada financiada por el estado, en un lugar donde el acuerdo y la negociación es imposible. Es que la educación pública tenga los recursos adecuados a la función que deben desarrollar de tal forma que sea el modelo de gestión pública de la educación un referente. Y se puede hacer, porque el mejor capital humano se encuentra en las Universidades públicas y la educación publica... y, simplemente, hay mejor capital humano porque el requisito de acceso no son las clientelas, las recomendaciones, el capital para crear un "colegio en cooperativa", o el currículo de un ex-alumno que estudió magisterio. No aquí el proceso de selección es el de 50 temas, una bola, y dos horas para exponerlo a un tribunal, un caso práctico, rueda de preguntas, años de interinidad, con la maleta acuestas, dando clases en colegios con todas las condiciones sociales y de exclusión social. En definitiva: en maestros que no ha perdido lo esencial: la alegría y el optimismo. Y en eso los políticos tienen mucha culpa. Como por ejemplo los del PSOE, sin ir más lejos. Con la derecha no se puede negociar en materia de educación. Lo que hay que hacer, mientras se está en el Poder, es construir una educación pública como se ha hecho con la TVE: que los deje tiritando de envidia. Pero han pasado ocho años y los recursos que se lleva la concertada sigue aumentado, en detrimento de la pública. Y eso con gobiernos del PSOE, que si son gobiernos del PP, la educación pública quiere que sea la eduación de la exclusión social; cuando, realmente, la exclusión social se encuentra en la concertada: el lugar donde los padres, buscando una educación exclusivista, llevan a sus hijos, en una educación que no es tal, por la falta de optimismo que sobre el género humano dicha educación plantea

paredes dijo...

Unos más y otros menos, pero los dos partidos que han llegado al poder en este país han apoyado más a la escuela privada que a la pública.Y no digamos nada de las subvenciones al clero para que adoctrine.
El vídeo está bien hecho y como dices rezuma optimismo.
Lo que menos me gusta es la voz del cantante, que me recuerda a los pitidos de voz de los triunfitos.

Jake dijo...

Bueno sí, eso han comentado por ahí. Pero bueno, es una canción que denota optimismo y alegría. Y los valores que trasmite la letra son adecuados. Un colegio público ha de estar inmerso en la sociedad donde reside, so pena que ande desligada del mundo en el que vive. Las banderas no son más que trapos, enarboladas para las batallas; la bandera última y primera es la de la libertad. Para alcanzar ésta ya habrá tiempo de ser crítico, y de reconocer la naturaleza compleja de las cosas, por lo pronto ha de empezar por la alegría, el trabajo en común, la diversión... y la ciudadanía democrática. Esa misma ciudadanía que se forjará en el futuro de la educación pública, con análisis crítico de la vida y eduque para la libertad. Yo, por más vueltas que le doy, no creo más que en la libertad individual. Si un régimen de "libertad colectiva" no permite libertad de pensamiento individual es un régimen contra el que presentaré mi denuncia. Y aquí traigo a colación una frase de Ferrer Guardia, fundador de la libertaria Escuela moderna, para que queden claro los principios: "La misión de la Escuela (moderna) consiste en hacer que los niños y niñas que se le confíen lleguen a ser personas instruidas, verídicas, justas y libres de todo prejuicio. (...) Enseñará los verdaderos deberes sociales, de conformidad con la justa máxima: No hay deberes sin derechos; no hay derechos sin deberes". La llave de un mundo mejor se encuentra en la escuela y no hay regímenes políticos ningunos que puedan soportar una existencia totalitaria si la alegría de vivir está inoculada desde la niñez. Otro grave problema es confundir las churras con las merinas, y lo que es una actividad educativa en lo que prima es la diversión, el ensayo, la participación, la creación conjunta, el orgullo de pertenecer a un grupo y a un sistema de valores, se puedan inferir otros prejuicios que a los adultos se les antoje. Sabemos que este país tiene una historia triste, sabemos cuál es ese pasado trágico... las personas preparadas tendrán posibilidades de acercarse a él si una educación les ha potenciado la curiosidad. A los niños no se les ha de mentir nunca, pero tampoco enseñar cosas diferentes a la alegría de vivir y el optimismo, elementos esenciales de la libertad.

GINEBRA dijo...

Jake, hace mucho tiempo que no estoy en contacto contigo, debe ser únicamente culpa mía, seguramente. Me ha sorprendido el vídeo (que no lo conocía) y que te agradezco mucho.
Lo que puedo decir al respecto es que la Administración se equivoca cuando pretende aumentar ratios, eliminar profes porque sale caro y compensar con tecnología que jamás estará a la altura del factor humano. Los educadores hacen (hacemos) una labor que hoy por hoy yo creo que continúa un tanto desprestigiada. Nosotros formamos ciudadanos responsables y tolerantes, trabajadores cualificados que la sociedad necesita, pero sin la coordinación y la ayuda de la administración y de los padres el objetivo no puede lograrse.
En fin, besos, muchos

Javi dijo...

La verdad es que me ha encantado el vídeo Jake. Me ha recordado al colegio en que estudié yo, en que los alumnos y los maestros a menudo nos implicábamos para hacer cosas más allá de ir a clase y luego a tu casa.

Lo digo porque ese espíritu hoy día creo que en gran parte se ha perdido (aunque al ver vídeos como éste compruebo que no del todo). Me parece que cada vez hay menos oficio en la docencia y más "profesión", menos maestros y más personas simplemente cobrando una nómina y cubriendo un horario.

Esto por no hablar de cómo cada vez hay más separación entre esos tres pilares de nuestra sociedad en lo que se refiere a la infancia: familia, niño, colegio. Cada vez son elementos más separados y a veces incluso enfrentados.

Ojalá que ejemplos como este puedan conseguir que poco a poco la situación se reconduzca.

Quizá con internet veamos cosas que no habíamos esperado.

Un saludo.